Friday, January 16, 2015





Lección #78

10 millones de colmenas han desaparecido en los últimos 6 años en USA  

En la Universidad de Maryland y el USDA –Departamento de Agricultura de los USA dijeron a través de uno de los científicos que efectúan un detallado estudio del efecto de los fungicidas sobre las abejas;  “Se está acumulando mucha evidencia que nos dice que los fungicidas están afectando las abejas por si solos, por lo tanto, tenemos que regular como se etiquetan estos agroquímicos.” –dijo el Doctor Dennis VanEngelsdorp.

En los instructivos de cada pesticida, se advierte cómo y cuando se deben de utilizar los agroquímicos, pero hasta el momento, los fungicidas solo advertían contra su utilización en el momento de estar presentes las abejas efectuando la tarea de polinización en la vecindad del área a tratar.  A los pesticidas se les ha regulado de manera efectiva, pero no así a los fungicidas y estos, están causando mermas entre la población apícola.
La industria que depende de la polinización de sus cultivos, con un valor de más de 40 mil millones de dólares en producción, depende de las abejas para producir el alimento, que con el incesante mortandad de abejas se ve afectada.
Ya han sido más de 10 millones de colmenas que se han perdido por el CCD (Colony Colapse Disorder por sus siglas en ingles), en los últimos 6 años. La perdida de las abejas tiene en estado de alarma a la comunidad científica, política y agrícola; además de la comunidad apícola que ha sido tan afectada.
Los científicos de la Universidad de Maryland, han identificado unas mesclas de pesticidas y fungicidas que contaminando el polen colectado por las abejas, facilitan su desaparición. Al alimentar colmenas sanas con el polen contaminado, las abejas sufrieron un significativo debilitamiento de sus sistemas, llevándolas a ser más susceptibles a las infecciones del parasito llamado Nosema Ceranae. El promedio de contaminantes que se encontró en el polen muestreado a través de una vasta zona, tenía un promedio de 9 diferentes mesclas agroquímicas de fungicidas y pesticidas, pero llegando a contener hasta 21 compuestos químicos en una de las muestras. 8 de estos compuestos están siendo identificados por su aportación a debilitar las colmenas e incrementar el riesgo de infección.

Las abejas que consumen los pólenes contaminados, tienen tres veces más tendencia a infectarse con el paracito.
Anteriormente los fungicidas no han sido considerados como dañinos a las abejas, ya que la función para la que fueron diseñados, es para atacar el “Fungi” o hongo, mismo termino asignado a un grupo de organismos eucariotas que abarca los mohos, levaduras y setas. Entre los descubrimientos mas nuevos del mundo de las abejas, se encuentra el del Doctor Paul Staments que dice que las abejas curan muchos de sus males, detonan y regulan sus actividades; con hongos. El doctor Staments dice que el Colapso de las Colmenas no es la causa de la desaparición de las abejas, es más bien el Colapso de la sensibilidad en la  Humanidad para responsabilizarse y concientizarse en el medio ambiente del que vive y se sostiene, y en que vive.
No es el CCD, ni los pesticidas, y tampoco son los herbicidas y semillas modificadas, no es el PRI, ni es el PAN ni el PRD; somos todos que con cada acto y decisión, logramos destruir nuestro entorno un poco más. Consumimos únicamente por consumir, contaminamos con un papel tan solo por no caminar un poco a un cesto de la basura, tomamos agua de un contenedor de plástico desechable, por la pura imprudencia e irresponsabilidad de poder hacerlo. Somos inconscientes consumistas de todo lo que nos rodea, y esta irresponsable forma de vivir, nos está llevando a todos juntos, a la autodestrucción. Ya no debemos de buscar culpables fuera de nuestro entorno por lo que nos aflige; el responsable eres tú, soy yo; somos nosotros. Y juntos, pudiéramos ser la solución a todos nuestros problemas.

No comments:

Post a Comment